Portada / NOTICIAS OVV / Bolívar hay una socialización de la violencia

Bolívar hay una socialización de la violencia

Prensa OVV Bolívar

Comenzó 2018 y el panorama no ha cambiado: la situación del país se ha agudizado y la desesperación continúa en aumento, mientras que la calidad de vida sigue mermando. Realidad que está presente también en el estado Bolívar.

De acuerdo a las cifras del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), en 2017 el estado Bolívar incrementó su grado de peligrosidad como lo demuestran las cifras incluidas en el Informe Anual: ascendió del sexto al cuarto lugar en el país, con una tasa de muertes violentas de 113 por cada cien mil habitantes (100m/h).

Bolívar posee los municipios de mayor violencia a nivel nacional, incluso por encima del Distrito Capital (El Callao) con 816 víctimas por cada 100 m/h, Roscio (capital Guasipati) con 306 por cada 100 m/h; y Sifontes (capital Tumeremo) con 274 por cada 100 m/h. Esto quiere decir, que no se han desarrollado ningún tipo de políticas orientadas a la disminución de la violencia o incluso a su mera contención.

Para el mes de enero de 2018, el Observatorio Venezolano de Violencia Bolívar (OVV Bolívar), reportó 80 homicidios, prácticamente el doble de los reportados en enero de 2017 (48), y más de 2 homicidios por días.

Para el coordinador regional del OVV Bolívar, Eligio Rodríguez “lo que hoy vive el país y el estado Bolívar es dramático y lamentablemente con un escenario que dinamiza la violencia, porque plantea la destrucción de las reglas básicas de convivencia y el ejercicio de la ciudadanía. Haciendo el día a día o la simple cotidianidad un clamor de llanto y de dolor.”.

También indica Rodríguez que “los problemas de transporte que vive la ciudad son insostenibles, los diversos puntos de la ciudad se aprecian llenos de ciudadanos tratando de comunicarse en la ciudad, o simplemente optando por la caminata bajo una temperatura de 34° a 40°, a lo largo del año, y a la exposición de la violencia delictiva. Ahora, frente a ello ¿dónde están las fuerzas policiales? ¿Dónde habita la posibilidad de denuncia y de inmediatas salidas? Pareciera que la impunidad es la única respuesta”.

A lo largo del presente año, se han conocido varios casos que han conmocionado a la colectividad, como la muerte del médico Julián Moncada, a manos de su propio hijo, así como, el incremento de homicidios entre parejas o matrimonios por diversos motivos. Como indicaba Santo Tomás, la delincuencia se genera cuando existe ausencia de los valores fundamentales y esenciales en la humanidad, como es la “piedad” y la “probidad”, los cuales parecieran perderse cada vez más en nuestra ciudad.