Portada / NOTICIAS OVV / Bolívar zona de guerra, estado de violencia

Bolívar zona de guerra, estado de violencia

Prensa OVV Bolívar

Durante los tiempos de guerra, los países, las ciudades involucradas y la población afectada, sólo hablan de “bajas”. Todos los días se espera el número de víctimas de cada bando y especialmente los familiares desean no ser informados del deceso de algún miembro de su núcleo cercano o conocido.

En Venezuela no hay una guerra declarada, ni existen bandos que luchen por un territorio o por motivos religiosos, pero las cifras nos colocan ante un estado de confrontación, donde la violencia es el común denominador, detonador y a la vez simple razón de una guerra no declarada.

Bajo ese panorama, el estado Bolívar es zona de guerra y vive ese estado de violencia. Como afirma Eligio Rodríguez, coordinador del Observatorio Venezolano de la Violencia Bolívar (OVV Bolívar), “las cifras de homicidios siguen elevándose. Sólo en el mes de septiembre hemos registrado 114 homicidios, 50% más que en el mismo período en 2016 cuando se verificaron 76 casos.

Tales cifras llevan a Rodríguez a concluir que Bolívar se ha convertido en un espacio controlado por la violencia, donde existe un toque de queda no declarado. “Eso nos preocupa y nos ocupa como sociedad, sin embargo, no vemos que represente parte de la agenda gubernamental, por el contrario, el silencio y la inactividad han sido las acciones del Gobierno. El Estado venezolano debe recordar que es el responsable en materia de derechos fundamentales, tanto por acción como por omisión”.

Indica Rodríguez que “la impunidad ha sido la única respuesta gubernamental ante tal problemática. La ausencia de una política criminal ajustada, adecuada, democrática y especializada, seguirá propiciando el espiral de violencia y, por supuesto, las salidas anárquicas que vemos en el país”.

De acuerdo a cifras del OVV Bolívar, la parroquia Unare sigue siendo la que plantea el mayor índice de hechos de violencia (en Puerto Ordaz), donde se registran casi 20% de los casos, un fuerte contraste con las parroquias Cachamay y Universidad que rondan entre 5,4% y 4,3%. Por su parte la parroquia Once de Abril (en San Félix), registró para septiembre 15,9% de los casos levantados por el OVV Bolívar.

Agrega el coordinador del observatorio bolivarense que estos datos permiten apreciar los puntos rojos en la ciudad y las áreas de riesgo, donde pueden implementarse las políticas urgentes y necesarias.