Portada / ES NOTICIA / Caracas, de nuevo, la ciudad más violenta del mundo

Caracas, de nuevo, la ciudad más violenta del mundo

Insightcrime

 

Escrito por Tristan Clavel 

Caracas, la capital de Venezuela, ocupa el primer lugar como la ciudad con más muertes del mundo por segundo año consecutivo, mientras que Latinoamérica sigue dominando la lista anual con 43 de los 50 centros urbanos más violentos.

Según la clasificación anual de la organización no gubernamental mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCSPJP), Caracas fue la ciudad más mortífera del mundo en 2016, con una tasa de homicidios superior a 130 por 100.000 habitantes.

En 2015 la capital de Venezuela había tomado el infame título de San Pedro Sula en Honduras, que ahora se encuentra en tercer lugar después de Acapulco, México.

El informe de 2017, presentado el 5 de abril, muestra que los primeros 10 lugares están ocupados exclusivamente por ciudades latinoamericanas, y cuatro de ellas se encuentran en Venezuela.

En total, 43 de las 50 ciudades con las tasas de homicidios más altas se sitúan en Latinoamérica y el Caribe. En el escalafón solo aparecen dos países de fuera de la región: Estados Unidos y Sudáfrica.

Brasil, el país más grande de Latinoamérica, tuvo el mayor número de ciudades en la lista, con 19; seguido de México, con ocho; y de Venezuela, con siete.

El informe señala que el escalafón solo tuvo en cuenta ciudades con un mínimo de 300.000 habitantes, y que las cifras de las tasas de homicidio son estimativos y por ende deben considerarse dentro de un margen de error.

Análisis de InSight Crime
Latinoamérica y el Caribe han dominado el ranking del CCSPJP en repetidas ocasiones. Como ya lo había señalado InSight Crime, algunos de los factores que persisten detrás de las altas tasas de homicidios en las ciudades de la región incluyen la fragmentación de los grupos del crimen organizado, el aumento del consumo de estupefacientes y los conflictos por rutas de narcotráfico, así como la corrupción y la falta de capacidad en el gobierno local y nacional.

Algunas de estas dinámicas criminales pueden haberse exacerbado también por la difícil situación política y económica que atraviesan los países de la lista. En el caso de Venezuela, por ejemplo, el deterioro de las crisis política y económica fueron sumiendo al país en un estado de inseguridad generalizada a lo largo de 2016. Y diferentes indicadores apuntan que el país va para un año más de lo mismo.

Aunque en menor medida, Brasil ha se ha visto sacudido por la agitación política, como consecuencia de grandes escándalos corrupción y el juicio político a la expresidente Dilma Roussef, y los problemas económicos en aumento. Los déficits presupuestarios han impactado la seguridad urbana en ciudades en las que la falta de recursos de los gobiernos locales debilitó gravemente las iniciativas de orden público.

Además, las dos ciudades más violentas de Brasil, Natal y Belém, son capitales de los estados del norte del país. Las cárceles del norte se vieron sacudidas por conflictos de pandillas hacia finales de 2016, un problema que ppodría haberse desbordado hasta alcanzar las calles y ha empeorado aún más las ya altas tasas de homicidios.

De igual modo, en México, los cambios en las dinámicas criminales han contribuido a un incremento nacional de la inseguridad en 2016, lo que se ha observado con mayor claridad en las 50 ciudades más violentas de ese país. El estudio del CCSPJP señala que, entre los cambios registrados en comparación con el informe del año pasado están la inclusión de Juárez, Chihuahua y de Mazatlán en la lista. Estas tres ciudades están ubicadas en dos de los estados más afectados por el crimen organizado en México: Chihuahua y Sinaloa.