Portada / OPINION / Cárceles y nuevo plan de seguridad

Cárceles y nuevo plan de seguridad

El Nacional

por Carlos Nieto Palma
@cnietopalma
Una reformulación del Plan Patria Segura que fue presentado en el año 2013, ahora llamado Carabobo 2021 y que viene a ser el plan número 25 que se hace desde que Hugo Chávez tomo el poder en el año 1999, diecisiete años después podemos decir que todos han fracasado y hoy en día Venezuela es el segundo país con mayor índice de inseguridad en el mundo y Caracas la ciudad más peligrosa, según el último informe del Observatorio Venezolano de Violencia.

El Plan Patria segura originalmente tenía 9 vértices de acción: 1. Prevención integral y convivencia solidaria; 2.- Fortalecimiento de los órganos de seguridad ciudadana; 3.- Transformación del sistema justicia penal y creación de mecanismos alternativos de resolución de conflictos; 4.- Modernización del sistema penitenciario venezolano; 5.- Sistema nacional de atención a víctimas de violencia; 6.- Creación y socialización de conocimiento para la convivencia y seguridad ciudadana; 7.- Lucha contra el uso indebido y tráfico ilícito de drogas; 8.- Lucha contra la delincuencia organizada y el financiamiento al terrorismo y 9.- Fortalecimiento de la política para el control de armas de fuego y municiones y el desarme en el territorio nacional.

Es claro que todos estos vértices de acción fracasaron, no los ejecutaron y por eso ahora lo reformularon y establecieron ahora 5 ejes de acción para esta nueva fase del Plan Patria Segura o Carabobo 2021 que son: 1.- Expansión de todos los planes deportivos, culturales y de creación de valores, que conforman el Movimiento por la Paz y la Vida; 2.- Reimpulsar el Patrullaje Inteligente establecido en el Plan Patria Segura, a través de la activación de todos los cuerpos policiales del país; 3.-Ampliación de los Cuadrantes de Paz en el territorio nacional, con capacidades sociales y comunicacionales entre los cuerpos de seguridad, y la comunidad; 4.- Fortalecimiento del Sistema de Protección Popular para la Paz (SP3); 5.- Reformular y hacer más eficientes las Operaciones de Liberación y Protección del Pueblo (OLP) y 6.- Establecer Casas de Justicia en las comunidades.

Maduro designó como responsable de la ejecución de esta nueva propuesta del plan Patria Segura a el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami; en conjunto con la primera dama, Cilia Flores; el ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, M/G Néstor Reverol Torres; sus viceministros, directores de entes y cuerpos de seguridad; y el ministro para la Defensa, G/J Vladimir Padrino López.

Yo quiero referirme hoy a un tema que me preocupa de este plan y que creo será la piedra del zapato para el éxito de su aplicación, y que no se tomó en cuenta en estos nuevos ejes de acción y no es otro que donde van a llevar a los delincuentes que sean detenidos en los operativos que se ejecuten pues no hay recintos carcelarios, ni centros de detención preventiva donde llevarlos, el sistema penitenciario está colapsado y en un completo caos, no hay espacio en Venezuela donde llevar nuevos presos.

En un informe elaborado en el mes de diciembre por Una Ventana a la Libertad dio como resultado que en los Centros de Detención Preventiva hay 378% de hacinamiento y en las cárceles a cargo del Ministerio para el Servicio Penitenciario supera el 250%. Tenemos una población de 100 mil reclusos, 55 mil en las cárceles tradicionales y 45 mil en los Centros de Detención Preventiva y solo hay cupo para 20 mil reclusos, se necesita espacio para tener 80 mil reclusos lo que equivaldría a 80 nuevas cárceles para mil reclusos cada una.

La situación es de extrema gravedad tanto las cárceles nacionales que dependen del Ministerio para el Servicio Penitenciario como los Centros de Detención Preventiva que dependen de los diferentes cuerpos policiales, no tienen espacio donde albergar nuevos detenidos por lo que los delincuentes que sean aprendidos en el marco de este plan no tendrán lugar donde llevarlos.

No puede ser eficiente un plan de seguridad que no tiene un lugar a donde llevar a los delincuentes que detengan, el Estado venezolano debe avocarse a solucionar este problema si pretende desarrollar un plan que sea exitoso y beneficie a la comunidad.

Lamentablemente desde la época en que el ahora Vicepresidente de la República Tareck El Aissami era Ministro de Interiores y Justicia donde presento un Plan de Humanización Penitenciaria que contemplaba la construcción de 25 nuevos recintos carcelarios, aunque solo hizo 3, y las promesas de la Ministra Penitenciaria hace 5 años de construir un recinto carcelario nuevo para procesados en cada estado del país y de la cual solo ha hecho 3, han llevado, estas falsas promesas, a colapsar el sistema penitenciario venezolano y el hacinamiento carcelario ha tomado proporciones nunca vistas.

El gran problema para implementar el plan de seguridad que aspira el régimen es que no tienen donde llevar a los delincuentes que apresen, sin dudas un gran problema que les será difícil resolver.

cnietopalma@gmail.com