Portada / NOTICIAS OVV / Choferes de autobuses proponen y gobiernos locales disponen

Choferes de autobuses proponen y gobiernos locales disponen

El caos vial propicia la inseguridad, según los conductores

Doce mesas de trabajo realizadas entre noviembre de 2016 y abril de 2017, con la participación de más de ochenta (80) conductores de transporte público; presidentes, gerentes y socios de líneas; presidentes y vice-presidentes de sindicatos; y recolectores, guiadas por los Coordinadores de los Observatorios Regionales de Violencia de Bolívar, Lara, Mérida, Sucre, Táchira y Región Capital, fueron suficientes para caracterizar los problemas de inseguridad que vive ese gremio y proponer soluciones que ya han sido entregadas, como documento oficial, a autoridades de gobernaciones y alcaldías, y policías municipales.

Hurtos y robos a pasajeros y choferes, así como secuestros de las unidades, son los delitos más frecuentes en las ciudades donde se desarrollaron las mesas de trabajo, exacerbados por la falta de presencia policial en las rutas y unas pésimas condiciones de vialidad.

Ante esto, los choferes consultados plantearon propuestas tanto para sus propias líneas de transporte, como para los pasajeros, la comunidad y, principalmente, el Estado, presente a través de las alcaldías y gobernaciones. Al igual que con la caracterización de los problemas, también hubo denominadores comunes en las recomendaciones:

Para el gobierno local, los conductores proponen hacer mesas de trabajo a fin de crear planes conjuntos, así como el establecimiento de alcabalas fijas en las zonas calientes donde se ha constatado la mayor incidencia delictiva, y alcabalas móviles que se roten en diferentes zonas de las principales rutas de transporte público, con el objetivo de evitar el traslado de los delincuentes.

También consideran necesario facilitar la presencia policial en las áreas de mayor concentración de personas y la activación de un sistema de monitoreo en las unidades de transporte público, con el objetivo de mantener un contacto en tiempo real con el conductor o pasajeros y los organismos de seguridad. La iluminación, identificación y protección en las paradas de transporte son otros de los requerimientos señalados como indispensables para la disminución del delito.

Los participantes en las mesas de trabajo establecieron como necesidad la revisión y aplicación de las leyes que protegen a las víctimas de delitos, y el fortalecimiento del sistema de recepción de denuncias en los organismos encargados del área de seguridad, al igual que dirigir campañas sobre el buen trato, que fomenten valores como el respeto entre los usuarios y hacia los choferes, fiscales y recolectores.

Mejorar el estado de las vías es una propuesta de los chóferes

Los choferes también proponen la incorporación de la tecnología por medio del Sistema de Posicionamiento Global, mejor conocido como GPS, y la colocación de cámaras de seguridad en las unidades de transporte público, así como la dotación de repuestos e insumos, necesarios para activar las unidades que se encuentran inoperativas, y reducir la aglomeración en las pocas que están en funcionamiento, evitando, así, mayores oportunidades para el delito.

La capacitación de los miembros del sector transporte público, a través de charlas en materia de prevención del delito y también del abordaje de situaciones violentas en las unidades de transporte, fue una de las recomendaciones o solicitudes más mencionadas por los conductores consultados.

Finalmente, los participantes en las mesas de trabajo creen necesario realizar y difundir campañas masivas en temas de prevención de violencia e inseguridad, siendo el medio los canales de televisión, radio y prensa escrita, e involucrar a las universidades en el abordaje de la delincuencia, a través de profesionales y expertos que sean facilitadores de talleres y charlas, entre otras actividades.