Portada / NOTICIAS OVV / Colectivos: ¿el trabajo sucio?

Colectivos: ¿el trabajo sucio?

La actuación de los colectivos, es impunidad o complicidad? fue la primera pregunta que le hizo el periodista Fernando del Rincón, durante el programa Conclusiones de CNN en Español, a Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia.

Biceño León respondió: las dos cosas. “No hay castigo y además hay complicidad del gobierno”.

El sociólogo, experto en violencia sostiene que los colectivos hacen el trabajo sucio que se niegan a hacer los cuerpos policiales o militares. Es una agresión directa, sin temor a violentar los derechos humanos (porque los que actúan son privados no oficiales). Estos colectivos deberían calificarse como paramilitares y no parapoliciales, son grupos de choque, establecidos para controlar a la población, desde su origen tienen un sentido de la violencia, del uso de las armas para alcanzar las metas políticas.

– ¿Quien los arma, de dónde le llegan las armas?

No es facil saberlo. Las investigaciones que hemos tenidos en el OVV y las siete universidades son variadas, unas se refieren a los movimientos de guerrilla. Estos grupos mantuvieron muchos vínculos con la guerrilla colombiana, tan es así que le construyeron una estatua al fundador de la guerrilla, Marulanda, y la colocaron cerca de Miraflores, el centro de gobierno de Venezuela. Hay una implicación conceptual en el uso de la fuerza.

-¿Cómo puede un ciudadano protegerse de estos grupos en una Venezuela colapsada como la de ahora?.

Es difícil decirlo. Los venezolanos han optado por la protesta pacífica, la no violencia. Con la defensa cívica, la idea de la verdad, de la norma y de la ley. Es enfrentarse a grupos delincuenciales que quieren imponer un país, una forma de funcionar de una sociedad a partir de la fuerza.

Esa es la respuesta porque de lo contrario habría una guerra civil. El enfrentamiento es desigual desde el punto de vista físico, para también desde el punto de vista moral y cívico. El Presidente dijo que lo que no van a conseguir por lo votos lo conseguirán con las armas. Eso expresa la debilidad política y moral que tiene el gobierno en Venezuela.