Portada / ES NOTICIA / El bullying pudiera igualarse a una forma de tortura

El bullying pudiera igualarse a una forma de tortura

Últimas Noticias

Mireglis Martínez.-El Diccionario de la Lengua Española define la tortura como un “castigo físico o psíquico infligido a una persona con el fin de mortificarla o para que confiese algo” y como una “pena o sufrimiento moral o físico muy intenso y continuado que siente una persona”.

Para Gladys García, del Observatorio Venezolano de Violencia Escolar, “el bullying, al igual que la tortura, es un fenómeno en el cual están involucrados severos procesos de intolerancia, discriminación, negación de la dignidad de la persona y sus derechos, incapacidad de reconocer a la persona como un legítimo otro/otra, inhabilidad empática, todo lo cual se sustenta en prejuicios y estereotipos que buscan hacer daño a la víctima”.

Para Abel Saraiba, coordinador del programa nacional Creciendo Sin Violencia del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), el bullying no es una forma de tortura propiamente dicha, debido a que el concepto tradicional de tortura se asocia con fines de obtener algún tipo de información. Pero “en el caso del bullying es una violencia que ocurre con una intensidad variable, que, generalmente, es planificada con el fin de humillar, vejar y ridiculizar a la víctima de manera sostenida”.

Sin embargo, establece de forma paralela que este tipo de violencia tiene una relación muy estrecha con el concepto del poder. Siempre los acosadores requieren la presencia de otros para reafirmar su poder frente al grupo al someter a una persona a la que identifican como débil o con menos capacidad para defenderse, y quien se convierte en el objeto de las agresiones.

Ante ello, “cualquier persona puede ser víctima de la violencia o acoso que provenga de un individuo o un grupo”, afirmó la psiquiatra y coordinadora del Posgrado de Psiquiatría de la Universidad del Zulia María Elena Sánchez.

Finalmente, los expertos coinciden en que los afectados sometidos por largos períodos a estas formas de violencia pueden presentan secuelas graves, como quien pasa por una situación de tortura. Pueden sufrir trastornos de ansiedad, miedo y angustia, además de resultar afectados en el desarrollo de su personalidad.

 

La violencia puede presentarse de diversas formas, por ejemplo:

Autoinfligida. Es la propia persona la que se daña a sí misma. Esta se puede humillar públicamente.
Interpersonal Este es el tipo de violencia en la que un individuo agrede a otro.

Colectiva. La agresión es de carácter colectivo, de un grupo o comunidad contra otro colectivo.
Intrafamiliar. Es aquella que se ejecuta con fuerza y brusquedad, o que se hace contra la voluntad y el gusto de uno mismo.