Portada / NOTICIAS OVV / Estudiantes de la ULA hacen justicia por cuenta propia

Estudiantes de la ULA hacen justicia por cuenta propia

por María Gabriela Vázquez
Prensa OVV Mérida
Pasante UNICA

La mañana de este miércoles 22 de febrero, un grupo de estudiantes decidió hacer justicia por mano propia en contra de un delincuente en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes, Mérida. Este sujeto, junto a otro individuo, robó dinero y los teléfonos celulares a los padres de una estudiante a la que esperaban frente a la casa de estudios.

Varios estudiantes se percataron de la situación y capturaron a uno de los individuos. Lo llevaron y amarraron en el patio de la facultad, pero ante las súplicas de varios profesores que abogaban por los derechos humanos del delincuente, la multitud decidió sacarlo a la avenida Las Américas y, en presencia de los cuerpos de seguridad, hacer justicia por mano propia.

Pero esta justicia estuvo lejos del castigo mortal que en los últimos años están se ha aplicado en diversos sectores del país. Los estudiantes decidieron cortarle el cabello al delincuente, dejarlo en ropa interior y amarrarlo por un par de horas a un poste de luz en la isla central de la concurrida avenida merideña y además colocarle un cartel en el pecho con el mensaje: Me gusta robar estudiantes.

Los ulandinos reportaron que este sujeto mantiene azotada a las personas que usan la parada de transporte público en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, cosa que también confirmaron los funcionarios de los cuerpos de seguridad, quienes además expresaron que lo han capturado varias veces y siempre sale libre.

Vale recordar que, según las investigaciones realizadas por el Observatorio Venezolano de Violencia, Mérida (OVV Mérida), 54% de los habitantes del municipio Libertador de Mérida sufren victimizaciones, de los cuales poco más de 80% son robos que involucran principalmente teléfonos celulares, dinero y otras pertenencias.

En palabras del profesor de la Universidad de Los Andes y coordinador del OVV Mérida, Freddy Crespo, “los estudiantes dieron una lección a la colectividad con este hecho, pues durante su ejecución no faltaron las peticiones de linchamiento o golpizas en contra del individuo, así como se aprecia en los comentarios en las redes sociales una vez que la noticia se difundió”.

“Es fácil perder el control en esta situación. Sin embargo, el objetivo del estudiantado fue claro: darle una lección de vida a este sujeto, demostrando además el talante humanista y el ideal de justicia social de los universitarios venezolanos. Lo que en palabras de John Braithwaite podría convertirse en un avergonzamiento reintegrador”, agregó Crespo.

Además de esto, el investigador de la ULA comentó que llama la atención la pasividad y permisividad con que los cuerpos seguridad actuaron, permitiendo toda la acción “sin sobrepasarse”.

“Vale la esperanza del escarmiento que esta acción pueda generar en este y en futuros delincuentes, pues por muy valeroso y justo de la acción en referencia, la justicia y la institucionalidad deben imperar en el país”, concluyó Crespo.