Portada / NOTICIAS OVV / Intento de linchamiento en La Churuata confirma ineficiencia estatal para impartir justicia

Intento de linchamiento en La Churuata confirma ineficiencia estatal para impartir justicia

 

El hecho ocurrió a las 10:00 de la mañana de este martes en la entrada de la Torre 5 del conjunto residencial La Churuata
El hecho ocurrió a las 10:00 de la mañana de este martes en la entrada de la Torre 5 del conjunto residencial La ChuruataFoto Cortesía @VictorSequeira1

Correo del Caroní

Germán Dam V.

Dos hombres intentaron robar a una residente del conjunto residencial La Churuata, ubicado en la parroquia Universidad de Ciudad Guayana, la mañana de este martes. Vecinos de la víctima lograron frustrar la acción y capturaron a uno de los antisociales, a quien casi linchan.

La turba se armó con palos, piedras y tubos para darle una primitiva lección al ladrón. La Policía del estado Bolívar (PEB) impidió que el sujeto fuera rociado con gasolina y quemado vivo, posteriormente fue llevado al IVSS Los Olivos para recibir atención médica y luego puesto en detención.

En el Centro de Coordinación Policial (CCP) Los Olivos lo identificaron como Franklin Mata, de 32 años de edad. Su captura fue notificada a la Sala de Flagrancia del Ministerio Público; sin embargo, ni la víctima de robo ni sus vecinos fueron a denunciarlo formalmente.

“Sin agraviados que denuncien y sin elementos que lo vinculen a un hecho punible, lo más seguro es que vaya pa’ la calle (quede en libertad) de nuevo; porque el Ministerio Público no tendrá de qué o con qué acusarlo”, lamentó uno de los funcionarios que participó en el procedimiento.

Linchamiento como respuesta

En una entrevista concedida a Correo del Caroní en 2016, el director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, explicó que el linchamiento es la respuesta de la sociedad a la carencia de protección por parte del Estado y a la falta de justicia.

“Un linchamiento es una suerte de estallido social (…) Cuando el Estado no cumple, no protege y no castiga, no persigue a los culpables, la gente busca hacerlo por su propia cuenta”, explicó el sociólogo en aquel entonces, cuando una ola de linchamientos llegó a Ciudad Guayana.

Precisamente la falta de protección por parte de los cuerpos de seguridad es lo que ha llevado a los residentes de La Churuata a tomar la justicia en sus manos en más de una ocasión; tal y como ocurrió en mayo de 2016, cuando lincharon a tres hombres que hurtaban repuestos en el conjunto.

“La culpa no es de nosotros los policías, nosotros tratamos de hacer nuestro trabajo… ¿pero cómo hacerlo sin patrullas o motos?”, explicó un funcionario del CCP Los Olivos mientras señalaba el único vehículo disponible de todo el parque automotor de la comisaría: una moto Bera.