Portada / EVENTOS / La violencia también arrebata la libertad de los venezolanos

La violencia también arrebata la libertad de los venezolanos

Prensa OVV

En la presentación del libro Venezuela: vivir a medias, Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2015, Roberto Briceño León, director del OVV, señaló que el título de la publicación refleja la pérdida de libertad que significa vivir en un entorno violento e inseguro. “Vivimos a medias, la violencia causó la muerte de cerca de 29 mil personas en 2016, tenemos una tasa de 91,8 homicidios por cada 100 mil habitantes, la más alta del mundo; la violencia quita la vida, pero también arrebata la calidad de vida, y es lo que refleja el libro que hoy presentamos”.

Briceño León, quien trabajó por la UCV – Lacso con Alberto Camardiel el área de seguridad ciudadana de la Encovi, indicó que según la encuesta de 2016, 40% de los venezolanos ha pensado en mudarse por miedo a ser víctima de la violencia, y 80% teme ser víctima en el transporte público. “Somos sobrevivientes, vivimos con miedo, y eso significa una gran pérdida de libertad”.

Para Briceño León, la situación en la que se encuentra el país “no es una maldición que nos vino del cielo, es el resultado de políticas y decisiones gubernamentales equivocadas, de una concepción ideológica en la que se insiste y se repite. Un ejemplo es el más reciente plan de seguridad anunciado por el presidente Nicolás Maduro, con el que ni siquiera se pretende disminuir la inseguridad, sino buscar el control político. Lo que hemos podido retratar en tres años es un empeoramiento de las condiciones de vida, pero podemos cambiarlo con voluntad y con unión de todos los sectores sociales y políticos”.

Venezuela: vivir a medias fue publicado por AB Ucab Ediciones y la Fundación Konrad Adenauer, y reúne los resultados de la Encovi realizada en 2015 por las Universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y Católica Andrés Bello.

Anitza Freites, directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Ucab y coordinadora de la Encovi, resaltó que la primera encuesta se realizó en 2014 a raíz de la inquietud compartida por investigadores de tres universidades acerca del impacto de la recesión económica en las condiciones de vida de la población y la falta de acceso a estadísticas oficiales. “La última encuesta nacional se había hecho en 1998, en 2014 pudimos obtener la radiografía de las condiciones de vida de los venezolanos a través de entrevistas en 1.500 hogares en todo el país, en 2015 también la hicimos en 1.500 hogares, y en 2016 la ampliamos a 6.000 hogares. Presentamos los resultados planteando la necesidad de identificar formas de intervención sobre los problemas que la encuesta ha revelado”.

Por la USB, Marino González, dijo que “debemos reflexionar sobre la brecha en producción de conocimiento que están creando las condiciones de vida actuales; estamos presenciando una hecatombe social y debemos imaginarnos las nuevas rutas para tener un país diferente del que hoy tenemos. Tenemos que preguntarnos qué hacer en el corto plazo, mañana o en unos meses, por estos niños en alimentación y educación, pero también observar temas más críticos como la generación de conocimiento”.

Más información https://usbnoticias.info/post/50069.