Portada / NOTICIAS OVV / La violencia toma el control de las carreteras en el estado Sucre

La violencia toma el control de las carreteras en el estado Sucre

 

FOTO 1 Cortesía A.L: Usuarios han considerado la troncal 09 como la carretera del terror, debido a la inseguridad.

Prensa OVV Sucre

Las denuncias sobre hechos de violencia registrados en las carreteras del estado Sucre, van en aumento y las medidas de seguridad implementadas por las autoridades competentes, no son suficientes.

Los hechos ya no solo ocurren en la carretera nacional sino que los conductores asumen el riesgo al recorrer las zonas populares de ciudades como Cumaná, Cariaco, Cumanacoa y Carúpano.

“El sábado cinco de mayo a eso de las 7:00 pm, pasé por el puente Gonzalo de Ocampo en la Avenida Perimetral, cuando me lanzaron una piedra, al esquivarla le pasé por encima y le dañó una pieza al motor. Tuve que empujar mi carro desde un restaurante, hasta mi apartamento en la Urbanización Bermúdez.” indicó el joven Ernesto Herrera.

El lugar ya es identificado como una amenaza para quienes lo recorren.

“A pleno día pasé en mi carro por el semáforo de la iglesia Virgen del Valle en la Av. Bermúdez, cuando un par de motorizados se me acercaron pidieron el celular, les pregunté ¿cuál teléfono? Y el parrillero me enseñó la pistola. Tuve que entregarlo, pero no sé qué haré si me vuelve a pasar porque lo que gano no me alcanza para comprar uno nuevo” relató Miguel Maestre.

Productividad en declive
Las situaciones de violencia e inseguridad se mantienen como una amenaza para el estado Sucre, considerado territorio con potencialidades pesqueras, turísticas y cacaoteras, que han sido limitadas o reducidas, debido a la crisis económica nacional.

El pasado 20 de abril fueron asesinadas dos personas en la vía Campoma – Chacopata entre los municipios Ribero y Cruz Salmerón Acosta respectivamente, en medio de una persecución cuando sujetos dispusieron troncos y ramas para obstaculizar el libre tránsito y atracar a los usuarios.

El conductor de un vehículo por puesto identificado como Luis Rafael Rojas (62), recibió tres impactos de bala que le quitaron la vida de manera inmediata, mientras que otros tres pasajeros, resultaron heridos y el joven Yeri José Gonzláez Narváez (17), falleció luego de su ingreso al Hospital Diego Carbonell de Cariaco, según el reporte realizado por el periodista destacado en la zona, Félix Bejarano.

Al día siguiente, fuentes oficiales confirmaron la muerte del ciudadano Diomar José García Hernández (18), durante un presunto enfrentamiento con una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Cicpc; en la población de Campoma de la mencionada jurisdicción.
García al parecer era integrante de la banda delictiva conocida como “Los Mano e’ Guate”, que opera en la zona y era señalado por las autoridades como el responsable del doble homicidio antes señalado.

La inseguridad en la carretera Cariaco- Chacopata, ha sido denunciada en reiteradas ocasiones por la comunidad organizada. Representantes del sector transporte, precisaron que diariamente, pueden ocurrir más de cuatro asaltos en la vía.

Las repercusiones económicas y sociales en medio de la crisis que atraviesan todos los sectores de la población venezolana son evidentes. Tras el doble homicidio señalado, el pasado 24 de abril, los choferes del programa de la “Caravana de la Sardina” paralizaron el transporte del producto debido a los ataques propiciados por pescadores de los municipios Bermúdez, Ribero y Cruz Salmerón Acosta, sumados a la inseguridad en las troncales nueve y diez.

Entre Puerto La Cruz, Cumaná y Carúpano las autoridades han identificado públicamente las zonas del eje costero (Yaguaracual, la recta de Arapo y Muelle de Cariaco), aprovechadas para cometer atracos contra conductores vehículos particulares y saqueos de camiones de carga pesada sobre todo, aquellos que trasladan alimentos, bebidas y repuestos; los cuales en la actualidad, deben ser escoltados por caravanas oficiales, hasta su destinos.

La instalación de puntos de control de la Guardia Nacional GNB en sectores como Bella Vista, Santa Fe, Playa Colorada y El Cumbre no han sido suficientes para garantizar la seguridad ciudadana y las empresas distribuidoras ya no quieren asumir el riesgo de transportar mercancía hacia la entidad oriental. Es por ello que dentro de las medidas adoptadas, imponen a los comerciantes el pago de flete desde ciudades como Valencia, Barquisimeto y Maracay en el centro del país, lo cual hace más difícil el abastecimiento de la población sucrense.

Como reflejo de la violencia en la zona, el 23 de abril ocurrió el homicidio de dos miembros de una familia en Los Altos de Sucre. Los ciudadanos Alberto José González Martínez (45), y José Alberto Martínez (23), residentes de la población de Arapito fueron asesinados en plena vía pública del sector considerado como referencia turística nacional e internacionalmente. Las causas del hecho, son investigadas por las autoridades.

Asalto a representantes de la UDO Sucre

El 19 de abril fue confirmado el asalto a cinco miembros del Consejo Universitario de la UDO, entre quienes se encontraba la decana del núcleo de Sucre, Norys Jordán.

“Un grupo de ocho sujetos, en operación tipo comando, encapuchados y con armas largas, sometieron a los representantes del Consejo Universitario y los despojaron de sus pertenencias (relojes, celulares, laptops, entre otros equipos)”, reseñó el comunicado de la casa de estudios.

El ataque a la representación universitaria se produjo alrededor de las 4:00 pm en el sector El Cumbre de la carretera Cumaná Puerto La Cruz, pero las denuncias de usuarios en torno a la inseguridad han sido una constante e incluso, se ha señalado que los delincuentes disponen de los llamados “miguelitos” (un arma formada por cuatro o más púas metálicas afiladas, para obstaculizar el tránsito y atracar a las víctimas).

El coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia OVV Sucre, Jesús Subero sostuvo que el control del territorio está en manos de la delincuencia y, aunque las autoridades han identificado a los maleantes y las zonas en las que actúan, la solución no está en implementar operativos eventuales, donde el objetivo sea acabar con la vida de los responsables de hechos violentos sino que debe garantizarse el patrullaje y la actuación permanente de los cuerpos de seguridad en la garantía de atención ciudadana.

“Cuando se anuncia que un individuo fue abatido en presunto enfrentamiento, la población ya sabe que era parte de un objetivo y que tras la muerte del delincuente, viene otro cabecilla que tomará el control del territorio, para continuar las acciones delictivas en la zona” señaló.

La preocupación de los usuarios debido al aislamiento que representa la inseguridad en las calles y carreteras de Sucre, los ha llevado a desarrollar campañas digitales de comunicación, para exigir atención las autoridades.