Portada / ES NOTICIA / Los choros viajan a sus anchas en las busetas

Los choros viajan a sus anchas en las busetas

2001

Erick S. González Caldea | egonzalez@bloquedearmas.com

“Agachen todos las cabezas. No me vean la cara. Esto es un atraco”, grita uno de los hampones al subirse en una camioneta para comenzar el asalto. Un grupo no mayor a tres personas se distribuye el “trabajo” para así amedrentar a los usuarios asustados durante el hecho.

La mayoría de los malhechores son jóvenes. Usan una o dos armas de fuego. Y siempre van por objetos de valor: teléfonos, carteras y joyas. “Cuando roban a los camioneros, solo nos quitan el efectivo. Muy pocas veces salimos heridos. Pero, el miedo queda”, relató Jairo Cáceres, conductor de la línea Los Magallanes- El Paraíso, quien aseguró ser víctima en repetidas ocasiones de los “choros” de carreteras.

Destacó que nunca son ladrones de la zona donde transitan. Al contrario, siempre son de otros sectores para evitar ser identificados.

Según la cifra detallada por funcionarios de la policía nacional, las cuales también son manejadas por los jefes de líneas en el área metropolitana, a diario las camionetas sufren de tres a cinco asaltos, la mayoría de los casos ocurrien en el municipio Libertador.

La avenida Libertador, Sucre, Morán, Intercomunal de Coche, Baralt y la Nueva Granada, son alguna de las calles más peligrosas, por su alto indice de delincuentes, según coincidieron conductores de la terminal de pasajeros Rio Tuy, de San Martín y Capitolio, en una encuesta hecha por el equipo del Diario 2001.

Más seguridad. El robo es uno de los crímenes que encabezan la lista de delitos en el país, según se detalla en los informes de la Observatorio Venezolano de Violencia y el Observatorio Venezolano de Delitos Organizados. Este crimen, a pesar de su gran magnitud, también es uno de los que menos se denuncian en las sedes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), debido a la impunidad en los entes.

A pesar de lo planteado, usuarios y camioneteros exigen mayor seguidad en las calle. Mayor presencia policial y, sobre todo, cambios en el sistema judicial, para poder atacar estos males. Pero, debido al peligro que corren muchas víctimas, continúan sin denunciar.

“La presencia de los policías en las camionetas genera más peligro para los pasajeros, y para nosotros mismo, porque se puede generar un enfrentamiento dentro de la unidad”, sostuvo Luis Quiróz, transportista de Caracas, quien agregó que en medio de un tiroteo “nadie está a salvo”.

Por su parte, una señora mayor, quien no indicó su nombre, destacó que se sentiría más segura al saber que hay funcionarios policiales en las unidades de bus, para así evitar que los hampones se monten en las camionetas.

Sin embargo, varios camioneteros han coincidido que en casos donde el ladrón es atrapado o no logró cometer su cometido y es sometido por sus víctimas, ellos mismos van hasta las comisarías para entregarlos ante la justicia. Pero, debido al sistema, los choros vuelven a salir.