Portada / NOTICIAS OVV / Los jóvenes son las grandes víctimas de la delincuencia en el estado Lara

Los jóvenes son las grandes víctimas de la delincuencia en el estado Lara

Prensa OVV Lara

Gracias a las noticias publicadas por el diario La Prensa, se supo que Óscar Daniel Chirinos, de apenas 19 años, fue encontrado muerto el 22 de enero en los Valles de Uribana en la ciudad de Barquisimeto estado Lara. Osquita, como era conocido el joven, tenía una herida en la cabeza presumiblemente ocasionada por un hacha.

Según lo que relata el diario local “por una carretera de tierra completamente llena de maleza y solitaria se metieron los familiares. A los lados se veían carros picados y montañas. Unos zamuros que merodeaban la zona fueron el punto clave para que los parientes del joven siguieran la señal”.

Oscar pasa a ser parte de las estadísticas que confirman los elementos comunes del delito en Venezuela. El estado Lara, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV-LARA), culminó 2016 con un promedio muertes violentas de 59 por cada 100.000 habitantes, ocupando el decimoctavo lugar en el país.

A pesar que la posición 18 dentro de los 23 estados pudiese significar un aspecto positivo, la cifra total no permite ningún tipo de celebración, dada la magnitud del número y su significado. Son alrededor de 1.200 muertes violentas, lo cual se traduce en que cada día del año pasado murieron en promedio más de 3 personas. Es decir, un fallecido cada ocho horas a causa de situaciones vinculadas a la lógica de la violencia delincuencial.

En los datos presentados, encontramos que 61% de las víctimas de homicidios son jóvenes en edades comprendidas entre 15 y 29 años: 17% corresponde a jóvenes de 15 a 19 años, 26% son jóvenes entre 20 y 24 años y de 25 a 29 años un 18%. Del total de las víctimas 91% son hombres.

Así pues, son los jóvenes del sexo masculino quienes están siendo víctimas fatales del mundo delincuencial. Jóvenes que viven en los sectores populares de Venezuela, y que diariamente se enfrentan a las posibilidades de caer abatidos por algún integrante de las bandas enemigas, por fallos en sus propias acciones delictivas o por los enfrentamientos con los cuerpos de seguridad del Estado.

El coordinador del OVV-Lara, sociólogo Carlos Alberto Meléndez Pereira, asegura que “el ocio juvenil, las brechas socio económicas, y la cultura de la masculinidad son elementos causales de tal situación”. Agrega que el ocio se alimenta de la pobreza creciente que conduce a pensar que estudiar no sirve o que trabajar es perder el tiempo.

Por su parte, la socióloga Yelena Salazar, profesora investigadora del OVV-Lara y de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, explicó que estos datos sobre la violencia urbana deberían ser parte del diagnóstico para la promoción de políticas de seguridad que den respuesta a la situación de inseguridad que se viven en el estado.