Portada / NOTICIAS OVV / Ni iglesias ni plazas públicas se salvan de los ladrones en Cumaná

Ni iglesias ni plazas públicas se salvan de los ladrones en Cumaná

Cortesía Rafael Marín: El hurto de los bustos de bronce no es nueva, pero se ha intensificado en el transcurrir de 2018

Mayber Márquez
Prensa OVV Sucre

Una campana centenaria de la iglesia Santa Inés, los bustos de Andrés Eloy Blanco en la plaza homónima de Cumaná o el de Antonio José de Sucre en el icónico liceo de la ciudad, son solo algunos de los emblemas históricos del patrimonio sucrense que han sido hurtados en el transcurrir de este año 2018.
Aunque el ataque al patrimonio no es nuevo, los hechos delictivos se han intensificado en la medida que ha cobrado fuerza la crisis de todos los sectores del territorio nacional.

Cumaná, ciudad capital y primogénita del continente americano, reconocida históricamente por sus plazas y patrimonio, se ha deteriorado, no solo por la falta de inversión y mantenimiento de los servicios públicos como el sistema de drenaje, la recolección de basura o suministro de agua potable, sino que en sus espacios públicos, plazas y jardines, se han dañado y desaparecido bustos y estructuras emblemáticas de la ciudad.

La primera campana de la iglesia Santa Inés pesaba más de 500 kilos y fue hurtada antes del Viernes Santo

Se esfuma la memoria histórica
El pasado 24 de marzo, fue confirmada la insólita desaparición de una campana centenaria que permanecía en la gruta del templo de Santa Inés, patrona de la ciudad de Cumaná. El objeto equivalente a más de 500 kilos de bronce, fue sacado del espacio patrimonial, de acuerdo a la denuncia realizada oficialmente, por el párroco Jesús Senior.
Aunque el cinco de abril, organismos policiales anunciaban el hallazgo de “fragmentos” de la referida campana y la detención de un ciudadano como presunto responsable del hecho, la comunidad parroquial desestimó la aseveración, por no cumplir con las características de la estructura original.
También se hizo pública la denuncia del robo del busto del poeta Andrés Eloy Blanco, de la plaza ubicada frente a la Iglesia Catedral.

“El hampa amenaza con dejar sin memoria histórica” indicaron los portales de noticias locales. Aunque no es la primera vez que ocurre, puesto que ya en marzo de 2014 se registró un hecho similar en la misma plaza, lo cual trajo consigo un acto de desagravio por parte de la sociedad civil.

La situación ha sido una constante en contra imágenes como la de Rómulo Gallegos, Gómez Rubio, José María Vargas, Badaracco y Monseñor Alfredo Rodríguez Figueroa, en la vía hacia la comunidad de El Peñón.

Los hechos delictivos han afectado incluso el patrimonio escolar.

El 17 de mayo de este año, en vísperas del proceso de elecciones presidenciales y legislativas; se conoció el robo del busto del Gran Mariscal de Ayacucho que se encontraba en la plaza del Liceo Antonio José de Sucre en la capital sucrense.

El busto del Gran Mariscal de Ayacucho desapareció antes de las elecciones presidenciales y fue recuperado por las autoridades.

La custodia del Plan República fue cuestionada por el diputado Nacional Robert Alcalá y, justo un día antes de las elecciones, la directiva del plantel dio a conocer un comunicado en el que se disculpaba con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana FANB, por el impacto que generó la denuncia en la opinión pública. Aseguraron que el busto fue recuperado y señalaron como responsables al personal de vigilancia, quienes estaban bajo la averiguación del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Cicpc.

También en el eje Carúpano –Paria, se han registrado hechos similares con el robo del busto del sacerdote José Ramos de la Catedral Santa Rosa de Lima, así como de José Félix Ribas, José Manuel Suniaga, la espada de Simón Bolívar, entre otros en la misma capital del municipio Bermúdez, de acuerdo a la nota de prensa publicada en abril por el portal de noticias, El Pitazo.

También sufren los servicios públicos
“En Güiria se han robado los cables de alambre de cobre para revenderlos” indicó el ciudadano José Vicent. Una situación lamentable para la capital del municipio Valdez, donde apenas hace un par de años, los comerciantes instalaron puntos de venta, debido a las dificultades de comunicación.

Las principales ciudades de la entidad se han quedado sin teléfonos públicos de Cantv, la delincuencia ha cargado con las láminas de aluminio que los protegen, sin contar con los constantes cortes en cables de fibra óptica para telefonía e internet, respectivamente.

Este tipo de delitos se repite en toda la geografía nacional y han sido denunciados oficialmente por las autoridades que han advertido el ataque contra “material estratégico”.

En el análisis realizado por el coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia OVV Sucre, el coordinador Jesús Subero, indicó que no se trata de hechos aislados, aunque así lo parezcan.

“Cometer este tipo de hechos delictivos, requiere de una organización no solo para el hurto sino para la transformación, procesamiento y venta del material de bronce o cobre, esto implica la existencia de delincuencia organizada que roba el patrimonio cultural de la región y en consecuencia, amenaza su registro histórico” advirtió Subero.

FOTO 1 Cortesía Rafael Marín: El hurto de los bustos de bronce no es nueva, pero se ha intensificado en el transcurrir de 2018
FOTO 2: El busto del Gran Mariscal de Ayacucho desapareció antes de las elecciones presidenciales y fue recuperado por las autoridades.
FOTO 3: La primera campana de la iglesia Santa Inés pesaba más de 500 kilos y fue hurtada antes del Viernes Santo