Portada / NOTICIAS OVV / OVV Táchira: en febrero ocurrieron 36% menos homicidios que en enero

OVV Táchira: en febrero ocurrieron 36% menos homicidios que en enero

Los homicidios de la docente jubilada y del guardia nacional fueron esclarecidos y sus autores aprehendidos por el Cicpc. (Fotos/Omar Hernández)Manuel Roa

Manuel Roa

/Prensa OVV Táchira

En febrero ocurrieron en Táchira 36,37% menos homicidios con respecto al mes anterior. Aun así el asesinato sigue siendo el delito protagonista en el estado: de los 39 sucesos reseñados en el mes por diario La Nación, 21 fueron homicidios, lo que representó 53,8% de la actividad criminal.

El robo continúa como el segundo delito más frecuente en el estado, ocupando un 35,9% de los sucesos registrados, según los datos obtenidos a través del Observatorio de Prensa Táchira, programa que maneja el Observatorio Venezolano de Violencia.

Un hecho que agrupó a los dos principales móviles delictivos en la entidad, fue el homicidio de Gilma Rosa Márquez, docente jubilada y abogada, quien fue asesinada por un grupo de delincuentes que la robó en el interior de su casa en Llanitos, municipio Capacho Nuevo. Su hija la encontró amordazada, golpeada en la cabeza, atada de pies y manos.

Otro de los homicidios que conmocionó a la sociedad tachirense fue el de una joven de 19 años quien fue encontrada en avanzado estado de putrefacción, con múltiples puñaladas y un brazo amputado. Su cadáver fue localizado en la aldea Los Pinos, del municipio Michelena. La autoridades presumen móvil pasional.

Los delitos por hambre reseñados en el informe anual 2016 del Observatorio Venezolano de Violencia siguen consiguiendo espacio en la prensa del Táchira. Una señora fue apuñalada con un destornillador por un vecino cuando discutían por una caja Clap en el sector Los Próceres, en el municipio Torbes.

San Cristóbal el municipio más violento

San Cristóbal fue, una vez más, el municipio más violento del estado, con 30,8% de los delitos cometidos. Tres de cada 10 de esos hechos de violencia ocurrieron en la parroquia La Concordia.

La violencia en el municipio sigue expresándose de distintas formas; en febrero se reseñaron dos nuevos intentos de linchamientos y la ejecución de un hombre presuntamente por una turba.

El primero de estos ocurrió en Qunimarí: dos antisociales fueron sorprendidos mientras atracaban a un joven y luego fueron golpeados por un grupo de vecinos que se contuvo gracias a la llegada de efectivos policiales. El barrio San Carlos, en el centro de la ciudad, también fue escenario de un episodio similar. Los vecinos retuvieron a un joven delincuente, lo sometieron, le quemaron la motocicleta y lo golpearon con la intención de lincharlo, propósito que de nuevo fue evitado por la presencia policial.

El presunto linchamiento de un hombre, a manos de una turba enardecida, está siendo investigado por funcionarios del CICPC de la Subdelegación Rubio, en el municipio Junín.