Portada / NOTICIAS OVV / Táchira: funcionarios y efectivos de seguridad destacaron como victimarios en mayo

Táchira: funcionarios y efectivos de seguridad destacaron como victimarios en mayo

Daniel Rodriguéz. Foto cortesía diario La Nación

Manuel Roa
Prensa OVV Táchira

Mayo terminó con 40 sucesos en Táchira, reseñados por Diario La Nación. Número que se tradujo en la historia de 55 tachirenses víctimas de la violencia durante el quinto mes del año. De los delitos narrados 22 fueron homicidios, lo que representó 55% de la actividad delictiva, según información registrada por el Observatorio Venezolano de Violencia, capítulo Táchira.

De los sucesos del mes resaltaron los acontecidos dentro del escenario de protestas contra el gobierno nacional. Luis Alviárez, Diego Hernández, José Guerrero, Manuel Castellanos y Daniel Rodríguez perdieron su vida en este contexto; los primeros cuatro a manos de efectivos y funcionarios de seguridad.

Una quinta parte (20%) de los delitos más graves del mes los cometieron miembros de organismos de seguridad, según el OVV con sede en la Universidad Católica del Táchira. La presencia de funcionarios como victimarios traspasó el escenario de conflicto político. La muerte de un presunto delincuente de 22 años, quien fue abatido por funcionarios del CICPC durante un enfrenamiento en Ayacucho y el suceso donde murieron tres paramilitares a manos del Ejército en el mismo municipio de la zona norte del estado, lo comprueban.

Sesenta por ciento de los sucesos fueron cometidos con armas de fuego, dato que ocupa un lugar destacado en las características del delito en Táchira. San Cristóbal fue el municipio más inseguro del estado, agrupando el 20% de la actividad delictiva. La mitad de los delitos de este municipio se cometieron en la parroquia San Juan Bautista. Cárdenas y Ayacucho fueron otros de los municipios con mayor violencia, sirviendo como escenario, cada uno, de 10% de los sucesos durante mayo.

Las protestas también dejaron escenas de violencia atípicas en la entidad como el ataque a sedes de distintos organismos de seguridad. Destacó el perpetrado por alrededor de 40 personas a la sede de la Policía Nacional Bolivariana en San Juan de Colón, a la que le lanzaron bombas molotov y objetos contundentes, lo que causó daños materiales y lesiones leves a dos funcionarios policiales que intentaron evitar la acción.