Portada / ES NOTICIA / Así entierran a sus muertos en Venezuela ante la crisis

Así entierran a sus muertos en Venezuela ante la crisis

entierro.jpg_594723958Debate/México

Por: Zulma Morales

Caracas.- En Venezuela morirse empobrece y en los últimos meses la difícil situación económica para las familias se ha recrudecido, esto ha provocado que las personas que mueren o son asesinadas se vean obligadas a cambiar un entierro por la cremación para ahorrarse un terreno en el panteón, o bien, que los ataúdes ya no sean hechos de madera, ni siquiera de lata, sino de cartón.

Los venezolanos sufren y trabajan arduamente para resolver su vida diaria, pero sufren aún más cuando alguien muere, no sólo se quedan con su ausencia, sino que también quedan con deudas y el dolor de no poder darle una sepultura como ellos quisieran.

Venezuela se encuentra inmerso en una crisis económica que su presidente Nicolás Maduro, atribuye a una ‘guerra económica’ de los empresarios y el desplome del precio del petróleo, lo cual causó una estrepitosa caída en la producción e importación de productos.

Las cajas son de cartón. Foto AFP
Las cajas son de cartón. Foto AFP

Además más del 50 por ciento de los venezolanos se encuentran en pobreza, y sumergidos en la aplastante inflación y escasez.

Los dolientes se quedan en este mundo haciendo miles de malabares y trucos para poder reunir el dinero suficiente para enterrar a su ser querido, los velorios se han reducido de 24 a ocho, cuatro o dos horas, o bien algunos contratan el servicio directo al cementerio o crematorio, así como también existen aquellos que sólo alquilan el ataúd para velar el cuerpo y luego creman los restos, así se ahorran el comprar la caja, la fosa o el cementerio.

Los elaboradores pensaron en una caja ecológico y económica. Foto: AFP.
Los elaboradores pensaron en una caja ecológico y económica. Foto: AFP.

Hace un mes murió el hermano de Miriam Navarro, una humilde ama de casa de 66 años. “Me sentí desplomada. No tenía el rialero (dineral) que pedía la funeraria. Si no hubiera sido por la comunidad, lo hubiera tenido que enterrar en el patio”, dijo en su casa a medio terminar en un barrio de Maracay, 105 km al suroeste de Caracas.

Con lo que recolectaron sus vecinos, Miriam compró uno de los ataúdes que fabrica, a pocas calles de su vivienda, el carpintero Ronald Martínez con cartón piedra y MDF, un material comprimido de aserrín y resina mucho más barato que la madera.

EL BIOCOFRE.

Ante la difícil situación que tienen que sobrellevar durante un funeral en Venezuela, el emprendedor Elio Angulo, apostó por una idea cristalizada en el ‘biocofre’, éste está hecho de material reciclado, es una urna de cartón corrugado; la diseñó con un socio y pronto la sacarán a la venta.

El proceso de elaboración de los ataudes de madera. Foto: AFP.
El proceso de elaboración de los ataudes de madera. Foto: AFP.

“Tiene los dos ecos: ecológico y económico. Es para la cremación, pero también puede usarse en inhumación. Nuestra propuesta trae soluciones en un país en crisis”, expresó Angulo, quien dice tener solicitudes de varias ciudades, y también de Colombia y Ecuador.

Los ingresos mínimos mensuales son de 33 mil bolívares, mientras que una urna de las más sencillas llega a costar 200 mil bolívares y la de madera hasta 600 mil.

Asesinatos y muertes han aumentado.

Una de las razones a las que se le puede inferir la escasez de madera y ahora de lata, es que la tasa de muerte ha ido en aumento, según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia, se cometen 90 asesinatos por cada 100 mil habitantes y el año pasado se contabilizaron 28 mil 875 homicidios.

Ahora las familias venezolanas, además de cargar con el dolor sentimental de perder a uno de sus seres queridos, también cargan con la cruz de no poder darles una sepultura como ellos consideran merecido. No pueden velarlos las horas que quisieran y algunos tienen que perder la oportunidad de tener un lugar en el cementerio a donde llevarles ofrendas luego de su entierro.