Portada / NOTICIAS OVV / Continúan las muertes violentas en el municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia

Continúan las muertes violentas en el municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia

Prensa OVV Zulia

Teniendo como móvil el robo, el sicariato y el enfrentamiento con los cuerpos policiales y militares, continúan las muertes violentas en el municipio Jesús Enrique Lossada del Zulia. El mes de julio dejó a su paso más de una docena de fallecidos en manos del hampa y de los cuerpos de seguridad del Estado, consolidando al municipio Lossada como uno de los más violentos del estado Zulia.

El séptimo mes del año inició en Lossada con la muerte de Marlon Morán González, de 29 años de edad, quien fue asesinado en el sector la Matica de la parroquia la Concepción. La víctima se desplazaba en su motocicleta y fue interceptado por unos sujetos para robársela. Morán se resistió y fue asesinado por disparos. De los asesinos no se tiene información. Ese mismo día, en horas de la noche, un sujeto no identificado fue asesinado de siete disparos. Al igual que el anterior, de este crimen aún se desconocen el nombre de la víctima, sus victimarios y los motivos que provocaron el suceso.

Tres días después de estos hechos, sicarios le descargan a Francisco Díaz, de 29 años, nueve disparos en distintas partes de su cuerpo. La víctima resistió, y después de dos intervenciones quirúrgicas logró sobrevivir. Cabe destacar que Díaz se desempeña como director de alimentación de la Alcaldía del municipio Jesús Enrique Lossada, por lo tanto, es un caso que se suma a los hechos violentos asociados al alcalde de esta entidad, Junior Mujica. En menos de un año, acciones violentas han cobrado la vida de varias personas vinculadas al entorno del mencionado burgomaestre.

El miércoles 10 de julio Johendry Medina, de 35 años de edad, fue asesinado por pistoleros para robarle su moto. El suceso ocurrió en el sector el Laberinto de la parroquia José Ramón Yépez. Sobre sus asesinos tampoco se sabe nada. Ese mismo día, pero en el sector casa Blanca sicarios acribillaron a Jhonny Delgado, de 38 años. La hipótesis hasta ahora planteada es que la muerte se produjo por un ajuste de cuentas. Antes de la muerte de Medina y de Delgado, otro hombre sin identificar fue asesinado con arma de fuego, sin que se conozca el móvil ni la identidad de los victimarios. El sujeto desconocido es el caso número seis que se producen en el municipio Lossada durante los diez primeros días del mes julio.

La segunda quincena de julio se inició con el sicariato de un sujeto conocido como “el Tato”, de 40 años de edad. Los sujetos llegaron hasta la casa de la víctima, ubicada en el sector La Pringamosa II. A la muerte del Tato le sigue dos días después, el 17 de julio, Ángel Inciarte Flores, de apenas 20 años de edad; el joven fue asesinado a balazos en el sector Ave María, de la parroquia la Concepción. Se tiene como hipótesis principal, el ajuste de cuentas.

El 21 de julio siguen los sucesos de muertes violentas en el municipio. Osmardo Farías, de 29 años, conocido con el alias de “Papaíto”, muere en enfrentamiento con funcionarios del eje de homicidios del CICPC. “Papaíto” era solicitado por homicidio y se le asocia a la banda “Los Chalequeros”.

El 26 de julio es hallado muerto en el sector Los Cerros de la parroquia la Concepción, Albenis González, de 32 años de edad. La víctima se desempeñaba como mecánico, había sido raptado el 22 de julio en la ciudad de Maracaibo. Hasta ahora se desconocen los motivos y quiénes fueron los victimarios.

La última semana de julio cerró con cuatro nuevas muertes violentas en el municipio Jesús Enrique Lossada, para sumar 14 en ese mes.

El sábado 27, en enfrentamiento armado con las fuerzas militares, son abatidos cuatro presuntos disidentes de la guerrilla. El suceso se produjo en el sector El Laberinto de la parroquia José Ramón Yépez. Según fuentes militares, los fallecidos son Jorge Luis Montero, alias “Augusto”, excomandante de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC), dos hombres más y una mujer no identificada.