Portada / OBSERVATORIOS REGIONALES / OVV LARA / Crecen los atracos en las zonas populares de Barquisimeto en medio de los apagones nocturnos

Crecen los atracos en las zonas populares de Barquisimeto en medio de los apagones nocturnos

Foto referencial. Cortesía de El Impulso.

Prensa OVV Lara

Desde el pasado 7 de marzo cuando comenzaron a producirse los apagones en todo el territorio nacional, los ciudadanos viven momentos de inquietud y angustia por las consecuencias en su calidad de vida e incremento de la inseguridad, especialmente en algunas zonas vulnerables de Barquisimeto.

Los técnicos del Observatorio Venezolano de Violencia Lara, con miras a conocer de forma directa la realidad de la inseguridad en la zona oeste de Barquisimeto, visitaron varios de los barrios de esa zona y recopilaron, por medio de testimonios de sus habitantes, las vivencias del primer cuatrimestre del año, especialmente bajo la oscurana provocada por los frecuentes apagones nocturnos.

De los resultados más importantes de este trabajo se observa el aumento acelerado de los atracos y robos debido a los apagones, ya sistemáticos, que sigue padeciendo esta importante ciudad del país.

Unas de las zonas más afectadas es el oeste de la capital del estado Lara, parroquia Juan de Villegas, sector popular donde un significativo porcentaje de personas vive en situación de pobreza.

De acuerdo a los testimonios de habitantes del barrio Bolívar, desde hace más de dos meses, cuando se hicieron frecuentes los apagones en horas nocturnas, la inseguridad en la comunidad se ha incrementado porque cada vez son más los episodios de robo a mano armada que se registran en el lugar.

Laura Nieves, una ama de casa que tiene un hijo de apenas cuatro meses y está residenciada en el barrio Bolívar, manifestó su preocupación por la situación: “desde que se nos va la luz en las noches, en ocasiones desde las 7 pm hasta las 7 de la mañana, vivimos momentos de mucho temor porque los delincuentes aprovechan para meterse en los patios de nuestras casas y robarse nuestras pocas pertenencias”.

Por su parte, una vecina del sector La Ureña del barrio Bolívar, quien pidió no ser identificada por temor a represalias, expresó que cuando las personas van llegando del trabajo por su zona son atracadas por los jóvenes delincuentes.

Esta situación se repite a distintas horas del día y la noche en otras comunidades como Tierra Prometida, Villa de Jesús, Villa Productiva, Jacinto Lara, Valle Verde, Villa Crepuscular y El Tostao, sectores que han visto aumentar la inseguridad por las fallas en el servicio eléctrico, ya que los delincuentes aprovechan para robar no sólo a las personas, sino los carros, las bodegas y las viviendas.
Cecilia Parra, quien vive en el sector Alegría y Esperanza, indicó que en la comunidad El Tostao, una o dos veces por semana se va la luz durante toda la noche. “Cada vez que esto ocurre los delincuentes se activan para robar y quitarle especialmente los celulares a las personas que trabajamos y llegamos en medio de la oscuridad a nuestras viviendas”, afirmó. De igual manera, por la zona roban las baterías de los carros, cauchos, reproductores e incluso vehículos.

Por su parte, Olga Alvarado, residente de la urbanización Villa Crepuscular, dijo que la semana pasada unas jóvenes que iban entrando a pie a la comunidad fueron atracadas y llegaron a una casa descalzas a pedir ayuda.

Dos docentes que viven el sector Jacinto Lara, y pidieron resguardar su identidad, informaron que en esa zona hay un problema serio porque los delincuentes se meten a las viviendas a robar y las personas deben permanecer toda la noche vigilando y cuidando sus casas y los pocos bienes que tienen, para que no se los lleven. “Eso nos ha afectado el sueño, la calidad de vida y los nervios, porque en mi caso vivo sola con mi hija, y debo estar al pendiente y salir en la mañana a trabajar porque si no puedo perder mi empleo. Es muy dura esta situación”.