Portada / NOTICIAS OVV / Diez heridos al estallar granada en El Cementerio

Diez heridos al estallar granada en El Cementerio

granada635

Últimas Noticias

Uno de los lesionados es El Coqui, cabecilla de la Cota 905

Operativos no han dado con cabecillas (Créditos: Archivo)

Eligio Rojas.- Diez personas resultaron heridas al estallar una granada en el sector La Platabanda de El Cementerio. El hecho ocurrió la noche de este domingo.

Uno de los lesionados presuntamente es Carlos Luis Revete (38) alias El Coqui, cabecilla de las bandas dominantes en el “arco” que va desde Las Mayas, pasa por Coche, El Valle, El Cementerio, Cota 905 y culmina en La Vega, según la georeferencia delictiva hecha por el Ministerio de Interiores y Justicia a través del Observatorio Venezolano de la Violencia.

Testigos refieren que un grupo de bandoleros estaban montados en una platabanda realizando una guardia como suelen hacerlo para mosquear la llegada de las patrullas policiales al sector. Concretamente estaban al final de la calle El León, cercano a los sectores Santa Eduvigis, Santa Elena y San Miguel entre otros que pueblan El Cementerio.

Un muchacho del grupo manipuló la granada y ésta explotó causando heridas a sus compañeros. De allí fueron llevados a casas particulares donde les prestaron los primeros auxilios. Otra versión indica que los hechos ocurrieron fue en el barrio Los Alpes, cuando a una venta de empanadas llegaron, ebrios y amanecidos, los integrantes de una banda delictiva y comenzaron a jugar con la granada, sólo que a uno de ellos le quedado en el dedo la espoleta. Este delincuente habría muerto.

Garitas blindadas
Las guardias que montan los grupos delictivos en los barrios de El Cementerio, se hacen desde unas garitas supuestamente blindadas, explicó un funcionario policial.

Desde allí observan los movimientos de las bandas rivales y el de los cuerpos de seguridad. Por eso es que deben estar armados con AR-15 y artefactos explosivos, detalló la fuente. “Preparados para el ataque”, acotó.

Pero además, obligan a los yiseros a subir solo con los cocuyos encendidos en horas nocturnas. Si algún carro lo hace con las luces prendidas, es considerado sospechoso.

Los grupos delictivos de esos sectores engrosan sus filas con menores que captan en fiestas de toda una noche, cuentan los residentes. De allí surgen los gariteros y las “chicas” que “pescan” a potenciales víctimas de secuestro. Hasta ahora las operaciones policiales no han dado con los cabecillas.