Portada / EVENTOS / El nuevo rostro de Sucre: insegura por mar y tierra

El nuevo rostro de Sucre: insegura por mar y tierra

Prensa OVV Sucre

El Observatorio Venezolano de Violencia OVV Sucre presentó, el pasado 27 de junio, el libro Los Nuevos Rostros de la Violencia. Empobrecimiento y Letalidad Policial durante un encuentro realizado en las instalaciones de la Casa del poeta Ramos Sucre en Cumaná.

La obra de la autoría de Roberto Briceño León, Alberto Camardiel y Gloria Perdomo fue presentada por Jesús Subero, coordinador del OVV Sucre, en un evento que contó con la participación de académicos, dirigentes políticos, empresariales, gremiales y la representación ciudadana.

Durante la rueda de prensa Subero destacó la oportunidad de dar a conocer la publicación como parte de los logros alcanzados por académicos e investigadores de ocho entidades del país, con base al monitoreo de violencia e inseguridad que ha cobrado fuerza en las distintas entidades.

“En Los Nuevos Rostros de la Violencia, queda de manifiesto la alteración, modificación y cambios que ha generado la crítica situación del país, a través de otros elementos que no coinciden con la concepción tradicional de la violencia delincuencial” declaró Subero.

Sobre el capítulo titulado Sucre: Inseguridad por mar y tierra, Subero destacó los hechos de violencia que se han intensificado con la piratería marina en detrimento del desarrollo pesquero que por tradición ha caracterizado a la entidad oriental que en otrora generaba 70% de las especies marinas que consumía el país.

Además de la piratería de carretera que se ha extendido por las troncales nueve y diez con graves pérdidas para el desarrollo económico, turístico, de abastecimiento y desarrollo general de la población sucrense.

“Hay una triangulación desde Santa Fe hasta Güiria y ahora se incorpora desde Cariaco hasta la vía Casanay- Caripito lo cual se suma al control de la delincuencia organizada ejercido en las Penínsulas de Araya en condiciones de pobreza extrema, desempleo y se encuentra sumergida en la actualidad, en la inseguridad delictiva y criminal mientras que Paria ha sido permeada por delitos como el narcotráfico y la trata de personas hacia las islas del Caribe”

El coordinador añadió que las condiciones limítrofes, sumadas al poco control ejercido por las autoridades responsables de la vigilancia de ambas penínsulas, ha facilitado la ocurrencia de delitos y la violencia criminal se ha convertido en un hecho común para los pobladores, quienes cada día ven mermadas sus posibilidades de desarrollo y progresivamente, la entidad se ve aislada del resto del territorio nacional.

Dentro de las nuevas formas de violencia, destacó la violencia sobre ruedas, desarrollada en el transporte público con cuyos protagonistas el OVV Sucre, desarrolló un trabajo de concientización y aunque se trató de entablar lazos de comunicación con las autoridades competentes en materia de seguridad ciudadana, no hubo respuesta favorable.

Reiteró que la crisis nacional no solo ha aumentado el hambre y la pobreza en todos los sectores de la población, sino que también ha servido para el fortalecimiento de nuevas formas de violencia, así como el asesinato, la represión y la violencia política en contra de quienes piensan distinto a las autoridades.

Con ello, Subero subrayó que no hay disposición de las autoridades competentes para prevenir la acción delictiva y atender las necesidades básicas de toda la población.