Portada / ES NOTICIA / Expediente de la semana: Bajo la mafia del “bachaqueo”

Expediente de la semana: Bajo la mafia del “bachaqueo”

 

Según la fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, más de 5 mil personas estarían siendo investigadas por el MP, por el presunto delito de “bachaqueo”, tipificado en la Ley Orgánica de Precios Justos
Según la fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, más de 5 mil personas estarían siendo investigadas por el MP, por el presunto delito de “bachaqueo”, tipificado en la Ley Orgánica de Precios Justos

Diario de los Andes

#losandesSemanario edición 14º por Raúl Márquez .-

Desde hace algunos años, el fenómeno del “bachaqueo” se viene registrando a nivel nacional hasta convertirse en un flagelo incontrolable por parte de los entes de seguridad del Estado. Incluso, viene evolucionando en cuanto a modalidades, expandiendo asimismo su acción a todo el país.

Los productos a precios regulados como la leche, el arroz, el azúcar, pañales, papel higiénico; además de medicinas e inclusive repuestos automotrices, son el botín apetecido por los llamados “bachaqueros”, quienes –en muchos casos- han creado grupos en redes sociales, en los que a través de claves se mantienen al tanto de cuándo y dónde pueden comprar, no solo para abastecer sus hogares, sino para “ganarse unos realitos”.

Un estudio de las organizaciones Paz Activa y el Observatorio Venezolano de Violencia, reveló que, tras una encuesta realizada en septiembre de 2015, el 51,7 por ciento de las personas abordadas considera el “bachaqueo” como un delito de delincuencia organizada, comparable con el narcotráfico.

En este mismo orden de ideas, algunos tachirenses dieron a conocer su opinión para el presente trabajo, coincidiendo en que esta práctica, además de constituir un delito en sí, profundiza el desabastecimiento y la escasez. “Estos delincuentes le hacen un daño terrible al país. Lo peor es que lo hacen a menudo con la anuencia de las autoridades. Hasta que no metan a varios de estos `bachaqueros´ presos, las personas que nos ganamos el dinero de manera honesta seguiremos sufriendo para adquirir lo poco que podemos”, subrayó una dama.

Según comentan “ciudadanos de a pie”, familias enteras, sobre todo de municipios de frontera, se dedicarían a esta labor, asumiéndola como un trabajo más. En este particular, argumentarían que es una manera de afrontar la crisis económica que atraviesa el país. Una persona que se dedica a ello, explicó su punto de vista a este respecto; obviamente, pidió que se reservara su identidad.

“Con esta carestía, no queda de otra”. Tiene 45 años y vive en la zona norte de la entidad. Hace algún tiempo trabajaba en un taller y a veces como obrero de la construcción. Empezó a “bachaquear” y a contrabandear gasolina, de vez en cuando. Desde hace unos meses se dedica exclusivamente a ello. “Yo sé que es algo malo, pero es que un sueldo normal no alcanza para nada. Ahora estoy más tranquilo en cuanto a la parte económica. Además, mucha gente lo hace porque no encuentran un buen trabajo”, dijo.

Explicó, por otra parte, que el diferencial cambiario entre el peso colombiano y el bolívar crea las condiciones para que cada vez más gente se dedique a este negocio. “Conozco familias completas que trabajan contrabandeando y que también venden los billetes de cien bolívares; incluso, gente de dinero aprovecha para ganarse algo extra”, subrayó.

Al ser abordado en cuanto al uso de las redes sociales y si tienen contactos en algunos establecimientos comerciales que les adviertan acerca de la llegada de productos, prefirió no responder. “Para que la gente deje de hacer esto, la economía venezolana debe mejorar, de modo que no haya tanta diferencia en lo que respecta a los precios a un lado y otro de la frontera”, finalizó.

¿Con la anuencia de autoridades? Las personas encuestadas tienen una idea común cuando se toca el tema del “bachaqueo” y del contrabando de gasolina. Y es que plantean que estos delitos se cometen porque algunos funcionarios de los distintos organismos de seguridad así lo permitirían.

De igual modo, no se explican que en algunos municipios los funcionarios de la Superintendencia de Precios Justos –Sundde-; así como efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, del Ejército, de Politáchira o policías municipales, no enfrenten de manera eficaz a los revendedores, aun cuando sería de conocimiento público su ubicación e identidad. Esto despierta suspicacia en la población en torno a la participación de quienes tienen la tarea de resguardar la soberanía nacional, en esta trama de corrupción e ilegalidad.

En cuanto a este punto, habría que recordar que el gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, en septiembre del año pasado, al referirse a los resultados del cierre fronterizo y los estados de excepción, informó a los medios de comunicación que al menos 60 militares estarían siendo investigados por el Ministerio Público, por su presunta participación en bandas que operan en la frontera, dedicadas a estos delitos. Por ahora, no se conoce el estatus judicial de los detenidos.

Fenómeno sin precedentes. De manera reiterada, el Gobierno nacional y regional plantean que el fenómeno del bachaqueo podría responder a la llamada “guerra económica”, con la que, supuestamente, factores de la oposición buscan derrocar al Presidente. Esta matriz, sin embargo, es desestimada por sociólogos y otros expertos, por cuanto -según ellos- la causa de esta “economía delincuencial” radica en las medidas erróneas del Gobierno actual en este ámbito.

Para la socióloga Natalia Sánchez, “compra barato y vender caro surge de las políticas económicas que no funcionan. Surgen empresas familiares coyunturales. Una economía delincuencial”. En entrevista concedida a laverdad.com, continúa explicando la experta que “hay sensación de malestar; pero cuando la escasez persiste, espera del Estado la solución. Y comenzamos a ver lo que pasa, la gente peleándose y otros viviendo del día a día”.

Lo cierto es que a diario se agudizan las colas en los supermercados; mientras que en la clandestinidad se desarrolla este comercio que con reglas específicas y complicidades, sostiene un mercado paralelo donde los productos subsidiados parecen constituir su razón de ser.

Datos

  • Hasta 14 años podría pasar en la cárcel quien incurra en el delito del contrabando de extracción o “bachaqueo”.
  • A pesar de los esfuerzos de las autoridades, el delito del “bachaqueo” sigue causando estragos en el país. En 2014, fueron capturados integrantes de una banda denominada “Los colombianos” en las inmediaciones de Peribeca.