Portada / Conflictividad social/Derechos humanos / Situaciones de violencia desencadenan más violencia

Situaciones de violencia desencadenan más violencia

El Universal

CAROLINA CONTRERAS A.

Caracas.- Exacerbación, discusiones, peleas y hechos dantescos como linchamientos son algunas de las situaciones a las que el venezolano se encuentra sometido en los últimos días, situaciones exacerbadas por el clima político, económico y social y que a veces, por las circunstancias, toma por sorpresa a una o varias personas que se ven inmersas en el hecho.

Robert Lespinasse, psiquiatra, explica que la violencia genera violencia. “Es muy peligroso lo que está pasando y uno no puede convertirse en lo que se critica. Es paradójico porque se critica al violento, pero ante una situación de violencia el agredido en muchas ocasiones se convierte en agresor. La violencia genera violencia y es lo que se debe evitar”.

El especialista apunta a que hay personas que estimulan e incentivan estas situaciones y la gente reacciona como ellos quieren debido a que controlar las emociones, en este estado de crispación en el que se vive, es muy difícil, por lo que siempre son ellas las que ganan y se termina reaccionando como ellos quieren ya que tocan justo en las emociones que son muy difíciles de controlar.

“Hay un clima de violencia que lamentablemente no se ha buscado disminuir, sino que se estimula cada vez más. Pareciera que se quiere más confrontación. Lo adecuado es que haya moderación, pero eso no se ha logrado”.

Agrega que debido a la situación por la que está pasando el país es normal que las personas reaccionen con rabia e irritabilidad. Señala que al estar ante una situación violenta como una pelea, linchamiento o en un acto de represión, lo mejor que puede hacer una persona es retirarse, alejarse lo más rápido posible del lugar y protegerse.

“El problema en estos momentos es que hay un reto. Hay incomodidad y frustración y se está perdiendo el foco del conflicto, lo que está haciendo un daño en la sociedad. Lo recomendable es bajar los niveles de agresividad y violencia en los que se ha caído y tratar de solucionarlo de forma pacífica”, puntualiza el médico.

Por su parte el sociólogo, Roberto León Briceño, coincide con Lespinasse. Afirma que la violencia trae más violencia. “En estos momentos en el país hay mezclados diferentes tipos de violencia y esto es común en una sociedad cuando desaparecen las formas pacíficas de resolución de conflictos”.

Explica que en una sociedad al cerrarse las vías de soluciones pacíficas aparecen las formas violentas y al desencadenarse éstas es muy difícil de establecer límites como cuándo parar o cómo responder a las diversas situaciones que se presenten.

Señala que en estos momentos el Estado es promotor de la violencia lo que afecta a todos los niveles de la sociedad.

Para tratar casos de violencia se recomienda primero identificar el tipo de violencia y si es posible dialogar con la persona que la propicia, en dado caso que no resulte lo ideal es buscar ayuda ya sea en instituciones o agentes de autoridad.