Portada / ES NOTICIA / Tráfico de drogas y secuestro lideran el ranking de delitos observados por Paz Activa

Tráfico de drogas y secuestro lideran el ranking de delitos observados por Paz Activa


Efecto Cocuyo
25 febrero, 2016

Autor: VANESSA MORENO LOSADA

Existen 10 estados de Venezuela azotados por los delincuentes que se dedican al crimen organizado. Hay 51 bandas que operan en esas regiones donde, en su mayoría, trafican con drogas y secuestran, de acuerdo con los resultados del monitoreo de medios hecho por el Observatorio de Delito Organizado y Paz Activa durante el segundo semestre de 2015.

De un total de 319 reportes de prensa nacional y regional, 47,6% tenían que ver con la comercialización ilegal de sustancias psicotrópicas; mientras que 19,7% reseñas reportaban situaciones de secuestro. Así, entre estos dos delitos organizados se concentra el 50% de la incidencia delictiva del país, le siguen la extorsión con 48 casos, la corrupción con 28, el contrabando con 23, legitimación de capitales (4) y delito financiero (1).

Pero no solo la frecuencia con la que se menciona el tráfico de drogas en los reportes de prensa estudiados convierte a este delito en el primero del ranking del país, sino también la cantidad de personas que fueron vinculadas a él.

Los analistas de las ONG dedicados al estudio de la criminalidad en Venezuela encontraron que entre agosto y diciembre de 2015 al menos 370 personas estuvieron implicadas con el tráfico de drogas, entre ellos 272 hombres y 38 mujeres. Esta cantidad representa 41% del total estudiado, que en números netos dio 728 personas involucradas con delitos organizados.

En el secuestro estuvieron involucradas 185 personas; y en la extorsión, 124.

Más jóvenes

“Llama la atención la falta de información en los artículos noticiosos sobre la edad de las personas imputadas y/o implicadas, y es este el caso del 51,1% de ellos”, se indica en el informe.

Sin embargo, de los casos en los que se precisaba la edad se desprendió que la mayoría de los implicados en el tráfico de drogas y secuestro eran jóvenes entre 14 y 24 años de edad (91 y 50 respectivamente).